Mujer productiva v. mujer reproductiva

Hoy me levanté un poco preocupada con el tema de maternidad y trabajo y me acordé de lo que dice Yvonne Knibiehler en su libro “Memorias de una feminista iconoclasta” que por cierto, creo que no ha sido traducido todavía al castellano. Knibiehler dice que el trabajo productivo está totalmente disociado del reproductivo, como si fueran dos personas distintas las que lo hicieran.

Ayer hablé con una amiga que también trabaja en la Universidad y tiene dos hijos y mostraba su pena al decir que creía que no iba a poder ser ya una académica universitaria con éxito. Yo le dije, que depende de cómo ella definiera el éxito. Si el éxito es publicar treinta libros antes de los cuarenta, asistir a veinte conferencias al año a ser posible en Universidades de Estados Unidos de la Ivory League, y acudir como invitada de honor  a la sesión anual de apertura de la de Asamblea General de Naciones Unidas, lo más probable es que ese tren no lo iba a coger. Pero si el éxito lo defines como lograr un equilibrio entre tu vida personal y profesional, entonces quizás eso es más fácil y más divertido, por cierto.

La disyuntiva es la siguiente; por una parte existe una tendencia en el feminismo de la igualdad en el que se lucha porque la mujer alcance las cotas más altas de poder. Cuantas más mujeres dirigiendo empresas, mejor; cuantas más mujeres en los consejos de dirección de bancos y entidades públicas, mejor; cuantas más mujeres ministras, mejor. Personalmente no estoy segura de esta opción funcione como formula general. Si una mujer quiere ese poder en sus manos, excelente, y creo que el resto de las mujeres deberíamos luchar para que existan las condiciones en las que una mujer pueda hacer lo que desee con su vida, pero no creo que funciona para todo el mundo. Otras mujeres pueden desear quedarse en casa cuidando a sus hijos y otras pueden querer un poco de todo.

La cuestión un poco angustiante para una feminista, que siempre tiene la inquietud de querer hacer del mundo un lugar mejor para hombres y mujeres, es que si realmente nos quedamos en casa, entonces lo que se produce de nuevo es una masculinización del ambiente laboral y podemos encontrarnos en unas décadas en la misma casilla de salida que nuestras madres. Para mí la clave es romper con las disociaciones en el ámbito privado y en el público. Muchas mujeres se han emancipado y han alcanzado altas cotas de poder a costa de tener nannies, au-pairs, o personal femenino en general que se ocupa de los niños, mientras sus maridos o parejas siguen con las mismas carreras exitosas que ellas.

Esta opción no nos lleva muy lejos porque en realidad no se ha movido ni un ápice la estructura patriarcal de estricta división entre el trabajo productivo y reproductivo, que lo siguen haciendo las mujeres. El trabajo reproductivo es distinto que el productivo, pero en definitiva es un trabajo y debe ser reconocido, y el primer lugar en el que debe ser reconocido es en la pareja. Aquí entramos en una compleja fase de negociación de acuerdos y de tiempos, que no siempre es fácil.

La lógica del asunto, al menos en mi caso que trabajo a tiempo parcial es algo así: en esta pareja tenemos al menos dos tareas claras que llevar a cabo (al margen de supermercados, coladas, facturas, mocos, otitis, etc…) y esas tareas son la crianza y reproducción de nuestro clan ( ya se que suena un poco fuerte, pero así es) y la supervivencia física y emocional de ese mismo clan . Para ello necesitamos dos cosas: trabajo que nos de dinero y alguno de los dos miembros adultos que se ocupe principalmente del cuidado de las criaturas, que no significa necesariamente que ese cuidado deba ser una tarea en exclusiva .

Una vez entendida la premisa de partida, entonces generalmente se opta por una división de las tareas: uno trabajo más fuera de casa, mientras el otro se queda más en casa por una temporada hasta que los miembros más jóvenes del clan dejen de romper los televisores, meter todo tipo de objetos en la lavadora y mostrar una inusitada terquedad en el deporte de lanzamiento de CDs y libros. Esta tareas, que no son más que tareas básicas ( ganar dinero para vivir y cuidar de la parentela), ya que la vida en mayúsculas discurre por otros senderos, implica que hay que buscar permanentemente acuerdos en los que la crianza es una responsabilidad de los dos, no sólo de mama, de la abuela o de la nanny.

Si no contamos con los hombres para esta transición estamos perdidas y creo que a la larga no consigueremos muchos más progresos sociales o económicos para las mujeres. El avance de la mujer en la sociedad no puede ser a costa de dejar a los hijos atrás o de agudizar más la separación entre las categorías productivo v. reproductivo. Si lo que buscamos es el bienestar de las mujeres en general, y no el mío propio como mujer, creo que entonces debemos pensar en términos globales, en cómo afecta lo que yo hago a otras mujeres, a otros hombres, a los niños.

El feminismo no lucha por la liberación de una mujer individual, no es individualista, sino profundamente colectivista en sus objetivos y aspiraciones. Una mujer que llega a presidente de gobierno no significa que en ese país se hayan roto las barreras de la desigualdad, el dato es sólo una pista de lo que una mujer con agallas puede hacer en un mundo de hombres, nada más. Pero quizás sea un indicativo más potente si el 50% de las mujeres y hombres de una ciudad deciden organizar un sistema de apoyo a la crianza en el que todos reduzcan un poco sus jornadas para adecuarse a las necesidades del cuidado de la familia. Esto sí produciría un cambio, si ayudaría a romper las barreras entre lo productivo y lo reproductivo, y además creo que probablemente, si esto ocurriera, seguro que además vivirían más felices. Porque, siendo sinceros, ¿Qué preferimos, una tarde escribiendo una articulo interesantísimo sobre feminismo y filosofía política o jugando con tu hijo mientras descubre que la plastilina amarilla aplastada contra la pared deja un color diferente que cuando usas la roja? No hace falta que contestéis..

Natalia

3 responses to “Mujer productiva v. mujer reproductiva

  1. Blanca Eugenia Diaz Perez

    Hola !!
    El día de hoy me desperté muy inquieta por que en una discucion con mi esposo sobre lo que yo no estaba de acuerdo y no me gustaba de el,me respondió y grito en mi cara que el no estaba desacuerdo y jo le gustaban cosas mía también,como el que yo no era una mujer productiva y no aportaba nada económicamente a la casa!!! me dolió tanto y me sentí tan poca cosa que al día de hoy no me puedo recuperar, ya no tacamos el tema,pero quiero saber si para ser una persona productiva es necesario que me paguen por lo que hago por que la verdad que si seria justo recibir cuando menos el agradecimiento y valorar lo que hago.Tengo 42 años,20 años de matrimonio y tres hijos: 18,15 y 13 años los que dependen 100% de mi ,a los que llevo y recojo a 3 diferentes escuelas y diferentes horarios,
    cuando nos casamos la verdad ni platicamos de eso y yo di por hecho que cuando llegaran los hijos El seria el que trabajara fuera de casa y yo me dedicaría a cuidar a mis hijos en casa
    pero después de 20 años me doy cuenta que El esperaba mas de mi,estamos muy bien económicamente gracias a Dios pero en verdad me sorprendió no se si el que me lo haya dicho de esa manera o de que en realidad me afectó emocionalmente,en un momento pensé : no solo soy una mujer productiva sino que soy Re-productiva aparte de producir la creación de Dios que son mis hijos esta producción dará Frutos abundantes !! estoy segura ! y esto para mi es mas que si saliera de casa y regresara con dinero que en poco tiempo lo gastas en cambio esto de estar al pendiente en casa es una inversión a largo plazo pero que será gratificante al paso de los años al ver a tus hijos crecer y realizarse…estoy mal ?? o solo es que trato de ver a mi conveniencia ?
    Muchas gracias !
    Blanca Eugenia
    Monterrey,N.L. México
    blanqidiaz @hotmail.com

    • Hola. A muchas mujeres nos pasa eso. No es fácil compaginar la crianza con un trabajo y a veces uno de los miembros de la pareja se queda en casa a cargo de los hijos. Para mí el planteamiento es que el trabajo en casa es productivo. Si tu mañana te vas de casa y dejas a tu marido plantado con los tres niños, él tendría que buscar a alguien que les cuidara, algo que le iba a costar mucho dinero, especialmente si tiene jornadas largas de trabajo. Así que sí que contribuyes a la unidad familiar, contribuyes cuidando de la parentela, algo que no se cómo es en México, pero por lo menos en Reino Unido es bastante caro, si es que quieres contratar a alguien que lo haga por ti.
      Yo lo veo como un trabajo en equipo, como un acuerdo que uno toma en la pareja. Un acuerdo que puede ser, yo trabajo unos años fuera de casa, y tu trabajas en casa cuidando de los niños y luego ya veremos. Tu marido trabaja fuera de casa y tú en casa, bueno está bien, cada uno tiene su papel. No es que uno sea más importante que el otro, ya que no podríais tener lo que tenéis si cada uno no jugara su rol. Así que yo no creo que seas sólo una mujer reproductiva. Lo que creo es que en nuestra sociedad se fomenta el pensar que trabajo productivo es solo el que tiene lugar fuera de casa y ligado a un salario. Pero no siempre es así, y tu eres un buen ejemplo de lo que es el trabajo productivo en el hogar. Un fuerte abrazo, Natalia

  2. Blanca Eugenia Diaz Perez

    muchas gracias !!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s