Elegir no vacunar

Recientemente los medios de comunicación han mostrado distintas noticias y reportajes sobre padres y madres que han decidido no vacunar a sus hijos  . La razón de este inusual interés no es otra que el aparente rebrote del sarampión en algunos países europeos, incluyendo España. En la mayoría de estas noticias los culpables de este rebrote son aquellos que han decidido no vacunar a sus hijos.

Lo que me ha molestado de estas noticias es cómo se presentan a los padres que han optado por no vacunar. Estos padres son no sólo unos irresponsables que hacen peligrar la salud de sus hijos y de los que les rodean, sino también unos estúpidos ignorantes que se dejan llevan por una moda. Como en todas las cuestiones de la crianza, cada vez que los padres o las madres contradicen a la clase médica son acusados de los peores crímenes.

En mi caso, opté por vacunar a E. porque vivimos en un entorno internacional en el que la gente viaja frecuentemente a países extranjeros, y además yo trabajo en la Universidad en la que estamos en contacto con estudiantes de todo el mundo. Dado que mi pareja es francés y yo vasca, nuestro hijo ha estado rodando por aeropuertos desde los tres meses, así que para mí la opción de no vacunar no la tomé mucho en serio, pero entiendo perfectamente las razones por las que algunos padres que no quieren vacunar.

Entre estas razones se encuentran los componentes nocivos de las vacunas y la falta de información sobre los efectos secundarios que estas producen. Cualquier padre que haya vacunado a su hijo de la triple vírica (MMR en el Reino Unido) sabe de qué hablo. Nadie dice nada, nadie te explica nada pero nuestro hijo estuvo enfermo por casi un mes, con diarreas, fiebre y malestar. Nuestro pediatra en Bilbao en el que confío con los ojos cerrados me dijo que esa vacuna es un virus vivo por lo que los niños enferman de verdad para poder inmunizarse. Yo estaba avisada, pero aun así me asustó.

Creo que no estaría de más que los medios de comunicación intentaran ser mas objetivos y no presentaran a los padres que intentan comprender las cosas mas allá de lo que los médicos les dicen como estúpidos o irresponsables. Todavía está muy cerca la campaña de vacunación contra la gripe A que resultó ser no tan necesaria como se pensaba, y en la que muchos padres comunicaron reacciones adversas y no conocidas de la vacuna.

Personalmente no pienso que los padres que no vacunen sean un peligro para la sociedad, y creo que su derecho a preguntar y plantear dudas sobre cuestiones que no están totalmente claras es lícito e importante. La cuestión no es tanto si vacunar o no sino las consecuencias de las vacunación en las condiciones en las que se aplican en estos momentos. Así que mas allá de la polémica, creo que el debate es saludable y la opción de no vacunar respetable.

Natalia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s